Enfermedad del hígado graso: factores de riesgo, síntomas y 5 consejos para tratarla

Forex, Videos, Acordes, Dieta, Hosting, Letras, MP3, Musica

El hígado es responsable de muchas funciones importantes en nuestro cuerpo. Ayuda a la digestión, almacena ciertos nutrientes y ayuda al cuerpo a deshacerse de las toxinas. Es normal que tu hígado tenga una pequeña cantidad de grasa, pero demasiada grasa en el órgano puede afectar su función. La condición en la que la grasa se acumula en el hígado se conoce como enfermedad del hígado graso.

Hay dos tipos de enfermedad de hígado graso:

  • La enfermedad del hígado graso alcohólico, también conocida como esteatohepatitis alcohólica;
  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD).

El hígado es un órgano sorprendentemente bueno para repararse a sí mismo. Significa que la enfermedad del hígado graso puede revertirse si no ha progresado. Lo que tienes que hacer es implementar algunos cambios en tu estilo de vida para ayudar a tu hígado a recuperarse.

Factores de riesgo de la enfermedad hepática grasa.

Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de NAFLD incluyen:

  • Tener sobrepeso u obesidad;
  • Tener diabetes tipo 2;
  • Altos niveles de colesterol en la sangre;
  • Alta presión sanguínea;
  • Uso prolongado de ciertos medicamentos como corticosteroides;
  • Pérdida de peso rápida;
  • Estar infectado con hepatitis viral.

 

Síntomas de enfermedad de hígado graso.

La enfermedad hepática grasa a menudo no muestra ningún síntoma. Algunas personas pueden experimentar cansancio y una ligera molestia en la parte superior derecha del abdomen.

Si hay inflamación presente, puedes presentar los siguientes síntomas:

  • fatiga;
  • debilidad;
  • confusión;
  • pérdida de apetito;
  • dolor en tu vientre.

 

Las personas con enfermedad de hígado graso tienen un mayor riesgo de cirrosis (cicatrización hepática). Los signos y síntomas de la cirrosis incluyen:

  • acumulación de líquido en el abdomen;
  • atrofia muscular;
  • hemorragia interna;
  • ictericia (la piel y el blanco de los ojos se vuelven amarillos);
  • insuficiencia hepática.

Tratamiento de la enfermedad del hígado graso.

No hay un tratamiento estándar para la enfermedad del hígado graso.

Pero esto es lo que puedes hacer para ayudar a que tu hígado elimine el exceso de grasa:

  • vacunarse contra la hepatitis A y B para evitar complicaciones;
  • si tienes peso extra, la pérdida de peso gradual y saludable ayudaría;
  • reduce la cantidad de alimentos grasos y azucarados, ingiere más vegetales, frutas y granos enteros;
  • si estás tomando algún medicamento, pregúntale a tu médico si necesitas cambiar la dosis o comenzar a tomar diferentes medicamentos.

WebMDMedlinePlusHealthLine

Deja tu comentario abajo.

Compartir con tu Familia y Amigos!

Califícalo




Qué Opinas?